Estrenamos el blog de Feelmakers, donde compartiremos con vosotros nuestras noticias, estrenos, festivales y otros temas de interés relacionados con el mundo del cine, con una pequeña reflexión acerca de las nuevas tendencias en consumo de contenidos audiovisuales: el video on demand o video bajo demanda.

¿Os suena la frase “yo pirateo porque no hay oferta en la red, si la hubiera pagaría por ver contenidos online”?  Pues bien, hace pocos días ha salido un listado en la web de Gotham Comunicación en la que se enumeran hasta 121 plataformas en español de Video on Demand, entre las que se incluye Feelmakers.com. Una cifra que pocos podrían esperar en nuestro país y que supone toda una muestra del cambio de tendencia en consumo audiovisual. En otros países como EEUU, líder en consumo de VOD, o Inglaterra, es posible ya acceder a las plataformas de cine online en los televisores en formato app como si de un canal televisivo más se tratara, promoviendo el aumento constante de visionados bajo demanda, hasta tal punto que películas como Arbitrage o la reciente Snowpiercer- esta última acaba de superar los 5 millones de dólares solo en VOD- han focalizado su estrategia de explotación en el Video on Demand, utilizando la proyección en salas como una labor de promoción más. La última película en seguir esta tendencia es la última producción de Scorsese, Revenge of the Green dragons, que, tras su estreno en Toronto, se podrá ver exclusivamente en VOD durante los treinta días previos a su proyección en salas comerciales.

Snowpiercer, de Bong Joon-ho

Fotograma de ‘Snowpiercer’, de Bong Joon-ho

Tras varios años en el foco del informe 301 -la lista negra de la piratería de Estados Unidos- España logró salir el año pasado, aunque aún en el último informe es mencionada en varias ocasiones, puesto que sigue siendo vigilada como uno de los países con más piratería del mundo. En el informe publicado este año, los países en que menos se respetan los derechos de propiedad intelectual son: Algeria, Argentina, Chile, China, India, Indonesia, Pakistán, Rusia, Tailandia y Venezuela.

Independientemente de la parcialidad de dicho informe (recoge recomendaciones de grupos de presión privados y con intereses comerciales), hay otros que demuestran que la piratería en España es una práctica generalizada. En el último estudio de la Coalición de creadores e industrias de contenidos, “Observatorio de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales”, se indica que el 84 % de los contenidos digitales consumidos en España es pirata. La mayor razón aducida en este caso por quien piratea es económica: “No pago por un contenido si puedo tenerlo gratis”, o “pirateo más desde la subida del IVA”.

Del mismo modo, la otra gran frase sobre piratería es: “Ya no voy al cine porque es muy caro”. Y nadie le quita la razón. Como consecuencia, que la gente ya no vaya al cine provoca el cierre de salas, con lo que volvemos a la escasa oferta. Además, en el caso de contenidos fuera de los márgenes mainstream, la escasez en la oferta es mucho más preocupante.

netflix_dvd_revenue_750x461

Fuente: vodprofessional.com

También es excesivo el precio de los DVD o Blu-Ray. No deja de ser llamativo que una plataforma con tanto capital como Netflix haya invertido exactamente 0$ en la promoción de sus títulos en disco óptico durante lo que va de año, mientras invertía 65 millones de dólares en el mismo periodo publicitando sus productos en streaming.

En Feelmakers nos hemos dado cuenta de que esas dos-la falta de oferta de contenidos de calidad a precios económicos- son las grandes razones que llevan a los amantes del cine a descargar contenidos de manera ilegal. La solución que proponemos es una plataforma de Video on Demand con contenidos exclusivos y a un precio reducido.

Feelmakers no es una web más de cine online, sino que propone una alternativa y gestiona todas las ventanas de explotación de los contenidos que ofrece, de manera que se eliminan las trabas con las salas y las distribuidoras y todos esos límites (en España hasta de cuatro meses) de ventana en ventana, siendo posible su visionado desde cualquier parte del mundo, con subtítulos en diferentes idiomas. Además, Feelmakers es una plataforma especializada con tres canales de cine: Feeldocs, para cine documental; Feelshorts, para cortometrajes, y Feeltoons, para películas de animación. Y todo ello a un precio muy reducido, a pay per view o tarifa plana.

¿A qué esperas para ser un Feelmaker?