Marta Arribas y Ana Pérez de la Fuente dirigen el documental Un sitio donde quedarse, la historia de Samya y Adrián, dos adolescentes vulnerables con un paisaje vital de inestabilidad emocional y carencias afectivas. Para ellos, cumplir los 18 años supuso salir del centro de acogida donde han pasado buena parte de su vida para enfrentarse sin red ni apoyo a una vida independiente llena de incertidumbre.

Adrián es un chico solitario, bloqueado afectivamente y con dificultad para relacionarse con los demás. Samya es un torbellino emocional y su falta de autoestima le lleva a tratar de agradar a cualquiera que se le cruce en su camino.

Después de baches y vaivenes en las calles de Madrid, sin techo y sin trabajo, Samya, y Adrián han encontrado apoyo, compañía y estímulo para seguir luchando en Mario, Carlos y Bea, tres educadores que son, ahora mismo, los únicos referentes en su vida.

Samya y Adrián están solos. Son carne de extrarradio, albergues y comedores para indigentes, pero sueñan con mejorar su frágil entorno familiar,

La película les sigue en su lucha, con sus altibajos, acompañándoles en su esfuerzo por conseguir un techo, un núcleo de amigos, un sitio donde quedarse.

El largometraje documental estuvo seleccionado en el Festival de Málaga y preseleccionado en los Premios Goya de este año.

VER AHORA