Los directores de Supervivientes, Itziar Bernaola y Pablo Ferrán (Documentos TV, El Objetivo), cuentan como principal referencia para la realización de su documental con el libro La mirada del suicida. El enigma y el estigma, de Juan Carlos Pérez Jiménez. En él se desvelan datos alarmantes que la sociedad desconoce respecto al problema del suicidio: un millón de personas se suicidan al año en el mundo, diez al día en España, lo que lo convierte en la primera causa de muerte violenta en nuestro país. Sin embargo, no se habla de ello en los medios por la falsa creencia del efecto repetidor que supone dar visibilidad en los informativos a los casos de suicidio.

Estos datos muestran una realidad que está ahí, pero que entre todos tapamos, como un tabú más de nuestra sociedad. El propio autor del libro y su familia evitaron durante años hablar del suicidio de su padre, e incluso eludieron detallar la causa de la muerte a personas ajenas.

Con estas premisas parte Supervivientes (las cicatrices del suicidio), un relato que entreteje los testimonios de los familiares de personas que se suicidaron y también de quienes lo intentaron y fracasaron para dar visibilidad a esta realidad que, demasiado a menudo, queda oculta tras el estigma del tabú y el sentimiento de culpabilidad de quienes perdieron a una persona que quiso dejar de vivir. La multiplicidad de estas historias está estéticamente unido en la película por las bellas ilustraciones murales de Milena Jarjour, que actúan sobre la pared donde dibuja como el hilo que cose los retazos de cada historia.

No te pierdas este documental que está en el top de los más visto y mejor valorado por nuestros Feelmakers.

VER AHORA