¡Año nuevo, vida nueva!

¿Qué le habéis pedido al nuevo año? ¿Qué deseos y buenos propósitos os esperan en este 2015?

Aunque todos sabemos que lo importante es la salud, y lo más esperado es el amor, la cruda realidad económica de nuestros días nos hace desear por encima de todo una cosa que está incluso por encima del vil metal: algo tan simple como un empleo.

El cortometraje de animación de Santiago “Bou” Grasso,  El empleoreflexiona sobre conceptos como la rutina, la alienación del hombre en la sociedad o la deshumanización en el mundo laboral.

En una evolución mercantilizada, los ciudadanos de este mundo también han evolucionado y sus ojos son muy pequeños, tanto que apenas pueden ver. Uno de estos ciudadanos realiza su trayecto habitual al trabajo, inmerso en un sistema donde el uso de las personas como objetos es algo cotidiano. Un trayecto mostrado con un cuidado detalle en la planificación y con una ausencia de diálogos que «lo dice todo».

Una vez visto El Empleo, tened cuidado con lo que deseáis…por si se cumple.

VER AHORA