El plástico ha revolucionado las industrias, incluyéndose en todo tipo de productos, pero eso ha contaminado los océanos, matando cada año a cientos de miles de animales, que mueren estrangulados por los desechos o envenenados por los productos químicos que se vierten al mar. El 80% de lo que se tira al océano está hecho de plástico, y solo somos la tercera generación usando este producto. El plástico no se disuelve fácilmente, creando una “sopa” que en el mejor de los casos se rompe en trozos que permanecen en el océano cientos de años. ¿Qué precio tiene todo esto? ¿Qué consecuencias en la cadena alimenticia tenemos que asumir?

La periodista de France 3, Sandrine Feydel, ha pasado los últimos años investigando sobre la problemática ecológica. Lágrimas de sirena: océanos de plástico profundiza en el impacto medioambiental de la contaminación plástica a la que están sometidos los océanos y en las posibles soluciones para minimizar los daños.

VER AHORA