En la época de la inmediatez y la accesibilidad de la tecnología, cualquiera que tenga un filtro de Instagram en su móvil puede convertirse en un fotógrafo (la última película de Xavier Dolan, Mommy, filmada en 1:1, referencia el formato).

En este mismo sentido, el director de La máquina de los rusos, Octavio Guerra considera un referente cinematográfico a su padre, Zoilo Guerra, al descubrir bobinas de Super 8 rodadas por este durante la infancia de aquel.

La máquina de los rusos es un recorrido visual narrado por el director a través de esos “recuerdos que estaban cerrados en una caja de cartón”, pero también una suerte de análisis cinematográfico de lo que el autor considera un “cine basado en experiencia vital”. Y es que, si Instagram hace fotógrafos, es más que lógico que el Cine casero en Super 8 haya hecho cineastas, y que todos tengamos algún director de cine “retirado” en casa.

La máquina de los rusos es candidato a los Premios Goya a Mejor Cortometraje Documental, y lo encontrarás en Feelmakers.com como parte de la colección especial sobre los nominados en esta categoría a los galardones de 2015.

VER AHORA