La semana pasada os presentamos Pobre marinero, cortometraje de Víctor Carrey basado en el cómic de Sammy Harkham. Hoy os recomendamos su primer trabajo, La huida, una producción del 2010 de Escándalo Films con la que el director consiguió 80 premios en festivales de todo el mundo y que se ha convertido en película de visionado obligado para los amantes del formato corto.

La historia cuenta con diferentes elementos: un chicle, una correa para perros, una mancha en la pared con la forma de Australia, un semáforo torcido… Cada uno de estos elementos por separado tiene su propia historia, aunque la unión de todos ellos genera una nueva trama.

En La huida, Carrey juega con diferentes puntos de vista y recursos narrativos: en la primera parte, el ritmo es muy rápido al tiempo que narra de manera paralela cinco historias independientes que se verán entrelazadas en el desenlace del corto. La segunda parte tiene un estilo contrapuesto con el uso de cámara lenta y una narración lineal. El final, coral, donde todo converge en una única historia compuesta de pequeños relatos.

VER AHORA