La directora argentina Cinthia Rajschmir dirige Huyendo del tiempo perdido, un precioso cortometraje documental que retrata la mirada de Roberto, un “calesitero” (dueño de una “calesita”, tiovivo) hacia la sociedad, a través de todas las personas, mayores y niños, que han pasado por su calesita durante décadas.

Las calesitas de Buenos Aires forman parte del valor patrimonial de la ciudad. Existen cerca de 55 calesitas ubicadas en espacios públicos.

La sortija es un instrumento metálico insertado dentro de una pieza de madera con forma de calabaza. Es agitada por el calesitero, mientras los niños intentan agarrarla, ya que quien consigue hacerlo, obtiene el derecho a dar una vuelta adicional en calesita de manera gratuita.

Roberto, cuando a diario pone a funcionar su máquina para dar vueltas a los niños, les convoca así a volar con su imaginación. Su calesita es parte de la vida de muchas generaciones, de padres y abuelos, que han visto a sus hijos crecer y transformarse.

VER AHORA