Óscar Pérez y Mia de Ribot recuperan en Hollywood sonoro la memoria de un grupo de actores españoles que emigraron a Estados Unidos para trabajar en las versiones en español de las películas de Hollywood, una vez que en el 1927 irrumpiera en la industria el cine sonoro. De aquella generación de actores que partieron con el sueño de convertirse en estrellas de Hollywood, la mayor parte fueron olvidados, mientras otros, como Edgar Neville o Imperio Argentina, quienes decidieron volver a España, corrieron mejor suerte. El documental quiere rendir homenaje a aquellos que fracasaron, al resultar el doblaje más rentable que realizar versiones en diferentes idiomas.

Hollywood sonoro estuvo nominado a los Premios Gaudí y compitió en el Festival de Gijón de 2011, donde Mia de Ribot comentó sobre el filme:

“La película está hecha para propiciar el encuentro con estas personas, con lo que desprenden. También refleja el camino emprendido por ellos, su extrañamiento, la pérdida de identidad, la desaparición. Llamamos a los personajes a través de la individualidad porque eso fue lo que ellos perdieron allí, en Los Ángeles. Es una película austera pero muy sensorial. Fue una experiencia dura filmarla porque buscas algo que no es visible: la sensación del tiempo”.

VER AHORA