Carlos Montero es guionista de series españolas de gran éxito como El Comisario, Al salir de clase o Física o Química, así como de largometrajes como Combustión de Daniel Calparsoro. En su faceta como director, Montero muestra un perfil mucho más complejo y personal.

En Dinero fácil lo primero que sorprende es la interpretación de Mario Casas, más teniendo en cuenta que el corto es del año 2011 (en los últimos años, Casas ha madurado notablemente como actor, y también ha mejorado su elección de guiones).

Casas interpreta a Jaime, un chapero joven y atractivo, aunque inexperto, que acude a la habitación de un hotel a hacer un servicio sexual. Pero pronto descubre que el cliente ha solicitado un servicio muy distinto: busca un asesino que mate a su mujer.

A Carlos Montero se le ocurrió este guión una tarde en casa viendo la saga Millenium, y decidió materializarlo porque para ello necesitaba un buen casting y consiguió que tanto Mario Casas como Ales Furundarena y Cristian Mulas se interesaran en interpretarlo.

El resultado es una entretenida película de 15 minutos con un guión sólido y sorprendente, una dirección firme y una muy buena interpretación.

VER AHORA