La serie «Descubre» de este blog pretende mostraros la filmografía de cineastas emergentes y en muchos casos ya consolidados en el mundo del corto y con un futuro prometedor en el largo. Es el caso del director Álvaro Pastor, quien en colaboración con Antonio Naharro, que ha co-producido, protagonizado e incluso co-dirigido algunos de sus trabajos, apuesta en sus películas por un híbrido entre ficción y documental para dar a sus guiones un tratamiento normalizador de temas tabúes en la sociedad, como la discapacidad intelectual o el VIH. Un cine social que cuenta en buena parte con actores no profesionales de los que se obtienen interpretaciones creíbles e intimistas.

Los cineastas culminaron su estilo con gran éxito de crítica en 2009 con su primer largometraje: Yo, también, seleccionado en festivales como Sundance y con premios en San Sebastián y un Goya a la Mejor Interpretación.

En Feelshorts te recomendamos cuatro de sus trabajos:

Uno más, uno menos (2002)

uno_mas

Co-dirigido con Antonio Naharro, este cortometraje cuenta la relación de amistad entre Ana, una periodista, y Lourdes, una chica de 18 años con Síndrome de Down. Este trabajo ganó el Premio del Público en importantes festivales de cortometrajes como el de Alcalá de Henares.

Invulnerable (2005)

invulnerable

En el tercer cortometraje de Pastor, un profesor descubre que es seropositivo, pero lo oculta por miedo al rechazo. Invulnerable, de nuevo con una certera aproximación a la historia de estilo documental,se alzó con la Biznaga de Plata al Mejor Cortometraje del Festival de Málaga.

Inocente (2013)

Micky se despierta con resaca en la cama de Elsa, una chica con discapacidad intelectual, sin saber cómo ha llegado hasta allí. Todos los ingresos que esta película genere en Feelmakers.com irán destinados íntegramente a la obra social de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, que trabaja por los derechos y la participación de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad.

Heart (2013)

Este cortometraje documental retrata la marcha en 2012 durante 20 días de los mineros españoles a Madrid para protestar por su situación laboral.

DESCUBRE MÁS DE ÁLVARO PÁSTOR