El documental del año en España ya está en Feeldocs. Ciutat Morta (Ciudad Muerta) relata los hechos ocurridos tras el conocido como caso 4F.

La noche del 4 de febrero de 2006 se produjo una carga policial en el centro de Barcelona, en un antiguo teatro “okupado” en el que se estaba celebrando una fiesta. Uno de los policías, que iba sin casco, quedó en coma por el impacto de una maceta. Las detenciones que vinieron después relatan, según muchas de las fuentes del documental, la crónica de una venganza. Tres jóvenes detenidos, de origen sudamericano, son gravemente torturados y privados de libertad durante 2 años, a la espera de juicio.

Otros dos detenidos aquella noche —Patricia y Alfredo— ni siquiera estaban presentes en el lugar de los hechos: fueron detenidos en un hospital cercano y hallados sospechosos por su forma de vestir. Ciutat Morta quiere demostrar que poco importaba en estas detenciones si había evidencias que exculpaban a todos los acusados, ya que en aquel juicio no se estaban juzgando a individuos sino a todo un colectivo: un enemigo genérico construido por la prensa y los políticos de la Barcelona modélica.

Pero más allá de la ciudad de Barcelona, el personaje principal de Ciutat Morta es Patricia, a quien vamos conociendo a través de su poesía y el testigo de sus amigas y exparejas sentimentales. Se trata de una joven madrileña estudiante de literatura que se había trasladado hacía poco a Barcelona, extremadamente sensible, que esconde sus inseguridades detrás de una estética excéntrica, alimentada por la cultura queer con la que se identifica.

Aquella mañana del 4F cuando es detenida, su vida da un giro radical. Dos años de angustia a la espera de juicio, agotando todos los ahorros de su vida para pagar abogados. El resultado: tres años de condena. Aparte de destrozar su vida, estos hechos disparan su productividad literaria que va quedando registrada en un blog que titula de forma premonitoria “Poeta Muerta” y que aún puede leerse online en http://poetadifunta.blogspot.com.es/. Patricia se suicida durante un permiso de la cárcel en 2011. Esta película pretende ser un homenaje a su persona.

Ciutat Morta se emitió en el Canal 33 de la televisión autonómica catalana, causando un gran revuelo en las redes sociales, por el propio relato, pero también por haber sufrido para su emisión la censura por parte del sistema que se está criticando en el documental. Entre los comentarios generados en la prensa por esta película, que ha ganado varios premios al mejor documental en varios festivales, nos quedamos con un fragmento del texto de Miquel Martí Freixas para Caimán Cuadernos de Cine:

“De todo el temporal generado, donde da la sensación de haber influido más es en la opinión general, siendo la ciudadanía después de traspasar su metraje y consecuencias, menos inocente respecto al funcionamiento democrático de las estructuras que la gobiernan. Debería también hacer reflexionar a directivos y programadores de televisión. El documental, muy infravalorado como industria televisiva en España, ha demostrado con Ciutat Morta sus capacidades e interés masivo. La película de Artigas y Ortega es una senda a continuar, una buena propuesta audiovisual, asequible para todos los ciudadanos sin renunciar a tratarles con inteligencia, para cuestionar y debatir factores mejorables de nuestra imperfecta sociedad.”

VER AHORA